Colección Stavenhagen

//Colección Stavenhagen
Colección Stavenhagen 2016-01-11T22:59:11+00:00

Conformada por más de 2200 piezas, la colección se encuentra desde el año 2011 en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco por iniciativa del Dr. Rodolfo Stavenhagen y su familia, formando parte de los acervos de la Universidad y como elemento central en propuestas de investigación, exposición y difusión. Un aspecto fundamental del trabajo académico y la difusión de esta colección es la exposición permanente de piezas prehispánicas de diversas culturas con la finalidad de dar a conocer el arte prehispánico a través de diversos ejemplos de la maestría lograda por los pueblos mesoamericanos. Se trata de obras extraordinarias que, a través de su forma, composición, dinamismo, naturalidad y belleza, reflejan diferentes temáticas de la cotidianidad y costumbres de las culturas prehispánicas. Esta exposición temática permite reconocer la diversidad, riqueza y creatividad de los grupos mesoamericanos.

LA SALA

La exposición reúne obras procedentes de diversas regiones del territorio mesoamericano, particularmente del Occidente, Sureste y Centro, y de todas las fases culturales: representantes del período Preclásico, como las “mujeres bonitas” de Tlatilco, acompañan a gobernantes mayas y zapotecos del Clásico y se entremezclan con elementos de la vajilla de poblaciones del posclásico.

Las obras son la recreación en barro o piedra de la vida cotidiana, las costumbres, la exaltación de la vida o la preocupación por la muerte. Se trata en general de piezas pequeñas, posiblemente posesiones individuales y emblemas de identidad.

El planteamiento museográfico está estructurado con núcleos temáticos como la vida cotidiana, la enfermedad, los dioses y seres sobrenaturales, la relación con los animales, la cerámica y la ritualidad, mismos que se complementan con interactivos donde el público puede conocer sonidos de instrumentos musicales o armar digitalmente piezas prehispánicas al realizar el recorrido.

Vasija con la efigie del personificador de un xicáni o hechicero, cuya imagen sobrenatural con la nariz enrollada hacia atrás aparece al centro del tocado. Cultura zapoteca, Clásico, Valles centrales de Oaxaca, cerámica. México, INAH, Colección Stavenhagen-Centro Cultural Universitario Tlatelolco, UNAM (ST/0105). Fotografía VMTM.

Mujer de la nobleza con deformación craneana y escarificaciones en el rostro. Cultura maya, Clásico, ¿Jaina, Campeche?, cerámica. México, INAH, Colección Stavenhagen-Centro Cultural Universitario Tlatelolco, UNAM (ST/1270). Fotografía RMT.

Perro-jaguar del inframundo acuático. Cultura de las tumbas de tiro, 300 a.C.-600 d.C., estilo Comala, Colima, cerámica. México, INAH, Colección Stavenhagen-Centro Cultural Universitario Tlatelolco, UNAM (ST/0103). Fotografía VMMT.

¿QUIÉN FUE EL COLECCIONISTA?

La familia Stavenhagen arribó a México en 1940, luego de una peligrosa travesía por el Atlántico Norte en plena Segunda Guerra Mundial. Entraron a México por Nuevo Laredo y se establecieron en la Ciudad de México, donde al poco tiempo por su interés en el arte y la cultura mexicanas conocieron a Diego Rivera y Frida Kahlo, Xavier Guerrero y Clara Porset, David Alfaro Siqueiros y Angélica Arenal, Juan O’Gorman y su esposa Helen, Rufino y Olga Tamayo, Miguel y Rosa Covarrubias, Wolfgang Paalen, Mathias Goeritz, Leonora Carrington, Ignacio Marquina, Ignacio Bernal, Justino Fernández,  Paul Westheim, Fernando Gamboa y Guillermo Spratling, entre otros.

El interés de Kurt Stavenhagen y Lore Gruenbaum por el arte antiguo mexicano los llevó a nutrir durante más de veinte años el acervo conocido como colección Stavenhagen. Ésta partió de una mirada al mundo prehispánico desde la perspectiva artística, una reinterpretación desde la sensibilidad estética de las representaciones plásticas de la vida de las culturas mesoamericanas.

Kurt Stavenhagen mantuvo el acervo bajo su resguardo, organizado y procurando su preservación, y constantemente dio acceso a las piezas a investigadores e interesados en la historia prehispánica de México.

Para el año 2011 Rodolfo Stavenhagen, logró concretar los deseos de su padre al proyectar junto con la Universidad Nacional Autónoma de México, un espacio para la exposición y difusión pública de la colección. En éste se busca que el público pueda conocer los objetos prehispánicos desde una perspectiva diferente, la del arte, se apropie intelectualmente de ellos y los reinterprete, como en su momento lo hizo Kurt Stavenhagen.

“Yo no busco para mi colección la obra maestra, sino que busco piezas artísticas que den testimonio de la vida diaria en todos sus aspectos y emociones”

Kurt Stavenhagen

“Pienso que Kurt Stavenhagen contribuyó a despertar en muchas personas el interés por el arte prehispánico. Evolucionó como los grandes coleccionistas de todos los tiempos, pasando del deseo de posesión al conocimiento científico y a la apreciación de su colección como un patrimonio cultural de carácter nacional”

Fernando Ortiz Monasterio, 2011