A un año de su partida

Inicio/Blog/A un año de su partida

A un año de su partida

Rogelio Naranjo

Mucho es lo que se ha dicho, se habla y más aún podrá decirse de Rogelio Naranjo. A un año de su muerte lo recordamos como el temerario crítico de la vida política mexicana, como un gran artista y como un hombre auténtico, recto y generoso. A lo largo de cinco décadas de trabajo, Naranjo produjo cerca de 20,000 dibujos, 12,000 de los cuales donó a la Universidad Nacional Autónoma de México. Este vasto acervo comprende además de su visión analítica de los asuntos relevantes de la realidad política, económica y social de México, las temáticas y las obsesiones menos conocidas, su veta lúdica y erótica, sus primeras historietas, el juego con las letras, el humor blanco en el acontecer de todos los días, así como su magnífica producción de retratos.

La inclinación de Naranjo por el dibujo se inició siendo aún niño, viendo los monitos de los diarios y los trazos arquitectónicos de su padre. Desde entonces empezó a desarrollar el gusto por la caricatura y contaba él mismo que solía hacer pequeñas historias, en las que los protagonistas eran sus compañeros y maestros. Su primer trabajo como caricaturista fue en 1965 para El Gallo Ilustrado, suplemento del periódico El Día. Tres años más tarde, después de una corta estancia en Xalapa, Veracruz, regresó a la Ciudad de México y entabló relación con los líderes del Comité de Huelga, incorporándose al movimiento estudiantil con la ilustración de pancartas, mantas, dibujos y grabados. A partir de entonces decidió dedicarse por completo a la caricatura.

Hoy queremos tenerlo presente con tres autorretratos, producto de su más puro humor blanco que le permitía reírse de sí mismo y que lo pintan de cuerpo entero: su caricatura con plumilla y tintero, su restirador siempre impecable y su inigualable pasión por dibujar “a la raya”. Descansa en paz, maestro Naranjo

ARG
FONDOS RESERVADOS

 

thumbnail_10354thumbnail_9739thumbnail_9713

2017-11-13T10:15:33+00:00 noviembre 10th, 2017|